miércoles, 30 de marzo de 2011

No renunciará alcalde de García por tercer atentado



Monterrey, Nuevo León.- El alcalde priísta del municipio metropolitano de García, Jaime Rodríguez Calderón, descartó hoy renunciar a su cargo "porque sería un rajón", luego de que anoche sobrevivió ileso a un tercer atentado armado en su contra, en el que uno de sus escoltas murió.


Rodríguez Calderón destacó que solamente ocho de sus escoltas enfrentaron e hicieron huir a unos 40 pistoleros -algunos de ellos heridos-, que los rodearon en 2o vehículos para rafaguear las unidades blindadas del alcalde y sus guardaespaldas durante 20 minutos, al poniente de la avenida Lincoln.


Añadió que tras el prolongado ataque los primeros que llegaron al sitio del mismo fueron uniformados de García encabezados por su secretario de extracciòn militar, y posteriormente arribaron elementos del Ejército Mexicano y policías estatales, cuya tardanza justificó debido al tráfico vial en la zona.


El alcalde atribuyó el tercer atentado, al igual que los demás, a que ha tenido voluntad para que un grupo del crimen organizado no se asiente en García, un municipio industrial con alto índice de pobreza.


Aseguró que antes del ataque registrado la noche del pasado martes, ordenó operativos en contra de mil 300 taxistas piratas, quienes con frecuencia son espías del crimen organizado.


Además, dijo que un grupo especial de su corporación municipal arrestó a dos traficantes de drogas que operaban frente a planteles escolares, lo cual, agregó el funcionario, ocasionó otra reacción violenta en su contra.


Al reunirse hoy con el Gabinete de Seguridad del Gobierno de Nuevo León, el alcalde lamentó la muerte de su escolta. "Sé que él se fue (murió) por mí; voy a apoyar a su familia, pero ya decidí que no voy a renunciar porque sería un rajón; no voy a permitir que el crimen organizado se apodere del municipio de García".


Añadió que así como él ha tenido voluntad para enfrentar a los criminales, pese a la escasez de recursos del Municipio que representa, las demás autoridades estatales y municipales deberían hacer lo mismo en la zona metropolitana, donde se registra una racha récord de ejecuciones y otros delitos.


Destacó que durante la reunión con el Gabinete de Seguridad se le ofreciò más apoyo de personal policial y nuevos vehículos blindados, pero aparte se trazó una estrategia con elementos militares incorporados en la vigilancia municipal y dotar a los mismos de armas largas, tal y como ya ocurre en Monterrey y Guadalupe.


Por otra parte, elementos del Ejército Mexicano abatieron a cuatro presuntos sicarios, que podrían estar relacionados con el atentado a dicho alcalde, al repeler una agresiòn en el municipio de Escobedo, colindante con García.


Los hechos fueron reportados también la noche del martes en la Colonia Las Malvinas, donde una mujer ajena a los hechos perdió la vida al quedar en medio del fuego cruzado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario