lunes, 10 de enero de 2011

Imparables las ejecuciones en Monterrey


MONTERREY, Nuevo León.- Las ejecuciones por parte de grupos criminales no cesan en esta ciudad, donde un hombre fue abatido a balazos la tarde de hoy en pleno centro de la ciudad, cuando manejaba una camioneta Ford tipo Lobo.

Además, el joven, Francisco Eduardo Araiza, de 20 años, murió acribillado por la madrugada en calles de la Colonia Alfonso Reyes, mejor conocida como La Risca, y el llamado zar de la piratería en Nuevo León, Gabriel Ayala Romero, de 52 años, fue asesinado a cuchilladas en el Penal del Topo Chico, donde era procesado.

Fuentes ministeriales confirmaron que la racha violenta continuó a las 14:30 horas en las calles de Matamoros, entre Venustiano Carranza y Martín de Zavala, del primer cuadro de Monterrey, donde fue ejecutado el conductor de una camioneta Ford tipo Lobo, color blanca.

Testigos de los hechos mencionaron a las autoridades, que la victima identificada extraoficialmente como Mario Humberto García Perales, de 37 años y al parecer contador de profesión, fue seguida por sicarios armados que le dispararon desde un vehìculo.

Agregaron que el conductor de la camioneta, luego de ser baleado en el cráneo y otras partes del cuerpo, perdió el control de la misma y se impactó contra varios vehìculos.

Socorristas de la Cruz Roja llegaron minutos después, pero lo hallaron sin vida.

En medio de la crisis de seguridad que se padece en el área metropolitana y diversos municipios rurales, elementos de Tránsito de Monterrey pararon sus labores parte de la mañana de hoy -en el reinicio de actividades escolares en la entidad- en protesta por la racha de asesinatos contra agentes viales y policías.
Los oficiales de Tránsito exigen a las autoridades estatales y federales que les garanticen su seguridad personal, pero nadie parece estar a salvo aquí, ya sea por objetivo directo de las bandas criminales ó en medio de fuego cruzado en balaceras y granadazos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario