jueves, 6 de enero de 2011

Atribuyen a delincuencia ataque a Penal de Monterrey


MONTERREY, Nuevo León.- Autoridades estatales atribuyeron el ataque armado de esta mañana contra el Penal del Topo Chico y una posterior balacera en una colonia aledaña, a la infiltración de la delincuencia organizada en la Policía y reacciones por una serie de operativos en su contra.

Así lo manifestó en la Ciudad de México el gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, en tanto que el Vocero de Seguridad estatal, Jorge Domene, hizo declaraciones en el mismo sentido en Monterrey.

Las instalaciones del viejo Penal del Topo Chico, ubicadas al norte de la ciudad, fueron atacadas por desconocidos, quienes dispararon con armas de grueso calibre y lanzaron granadas de fragmentación, sin que se reporten personas lesionadas, informaron autoridades locales.

El atentado se registró poco antes de las 7:30 horas en la acera sur del centro penitenciario, en el cruce de las calles Cuautla y Amecameca, de la colonia Valle Morelos, al norponiente de la ciudad.

Los primeros informes de las autoridades y versiones de vecinos de la zona indican que inicialmente se escuchó el estruendo de un explosivo y después vinieron las ráfagas de las armas de grueso calibre accionadas desde vehículos.

El ataque provocó estupor de personas que salían rumbo a sus actividades cotidianas, a pie, transporte urbano o en el metro, cuya estación Penitenciaría se ubica a unas cuadras del inmueble.

Una amplia movilización se registró en el sitio por parte de militares y policías estatales, quienes resguardan los alrededores del penal, en cuyas bardas y paredes del sector atacado, presenta huellas de impactos con armas largas.

En el sitio se encontraron casquillos percutidos y una de las dos granadas lanzadas que no explotó.

No obstante la situación, avenidas como Rodrigo Gómez, Aztlán y Penitenciaría, convergentes al penal del Topo Chico no fueron cerradas a la vialidad, aunque sí el cruce de las calles en donde se perpetró el ataque.

Posterior a este ataque, se reportó la explosión de al menos una granada en el fraccionamiento Aztlán, en el cruce de las calles de Azucena y Jazmín, dañando un automóvil y la fachada de dos viviendas, sin reportarse personas lesionadas.

Fuente: Agencias
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario