lunes, 20 de diciembre de 2010

Luego de ser liberado, Diego perdona a sus captores


MÉXICO, D,F.- Luego de ser liberado por "Los Misteriosos Desaparecedores", que lo mantuvieron secuestrado siete meses, el ex senador y político panista, Diego Fernández de Cevallos, dijo hoy que se encuentra bien "gracias a Dios", que está fuerte y que su vida seguirá siendo la misma en las primeras declaraciones hechas este lunes en la casa de Las Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México.

"Solo quiero decirles que me encuentro bien gracias Dios, que estoy fuerte y que mi vida seguirá siendo la misma", expresó Fernández de Cevallos ante la prensa nacional e internacional.

"Por lo que se refiere a los secuestradores y como hombre de fe ya perdoné y como ciudadano creo que las autoridades tienen una tarea pendiente, pero sin abuso, sin atropellos, sin flagelaciones", sostuvo Diego en entrevista con los medios de comunicación que se dieron cita en su residencia de Las Lomas.

Con la barba crecida, blanca, y voz pausada y cansada, Cevallos agradeció el trabajo de los periodistas por su actitud "verdaderamente profesional y humana.

Hubo mesura, hubo categoría moral, se privilegió la vida de una persona y Naturalmente esto para mi representa todo".

Fernández de Cevallos dijo que preparará un boletín informativo, ya que tiene "tantos motivos de agradecimiento a tantas personas conocidas y desconocidas", por lo que no deseaba incurrir en falta.

Para concluir ese primer encuentro con los medios de comunicación luego de poco más de siente meses de secuestro, recordó las palabras del Quijote de Cervantes: "Mis arreos son las armas, mi descanso el pelear, mi cama las duras penas, mi vivir, siempre luchar.

El ex candidato presidencial afirmó que tiene una actitud definida: "Vivir para adelante sin miedos sin cobardías, sin arrogancias, pero con definición y con valor".
Fuente: Agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario